¿Quiénes somos?

Bateratzen es el Programa de Educación para la Transformación Social (en adelante ETS) de la asociación Lumaltik Herriak.

Lumaltik Herriak entiende la ETS (antes Educación para el Desarrollo, EpD) como un proceso de transformación social, con objeto de crear una conciencia crítica entre una ciudadanía global consciente de las causas y consecuencias del empobrecimiento y la desigualdad entre países y en nuestro entorno, generando valores de justicia, igualdad y solidaridad, y el compromiso por prácticas tendentes a crear un desarrollo humano sostenible, con relaciones de género justas en el marco del respeto por los derecho humanos.

Actividades

Dentro de este programa se incluyen las siguientes actividades:

  • Actividades de sensibilización, como son las acciones de información; charlas, web, radio, prensa y exposiciones y acciones de establecer vinculaciones, articulaciones y alianzas con organizaciones, movimientos e instituciones.
  • Actividades de educación formal, a través de proyectos en distintos centros educativos.

Perspectivas

Entendemos que la ETS debe incorporar 4 perspectivas pedagógicas:

  • La perspectiva de género. Es preciso realizar un proceso de deconstrucción que incluya un análisis crítico de la realidad, pero también una acción pedagógica que parta de presupuestos coeducativos y permita afianzar el aprendizaje de modelos basados en la equidad entre mujeres y hombres.
  • El Sur en la Educación para el Desarrollo. La Educación para el Desarrollo requiere incluir en los procesos educativos una conexión entre lo local y lo global.
  • Resolución pacífica de los conflictos. En este sentido, la educación para la paz y los derechos humanos se convierten en ejes primordiales de un enfoque pedagógico que apuesta por el aprendizaje de la gestión y resolución de conflictos y que ve en la extensión y práctica de los derechos humanos uno de los pilares primordiales para la consecución de un desarrollo humano justo y equitativo para todos los pueblos.
  • Sostenibilidad. El concepto de desarrollo sostenible alude a la incompatibilidad de sostener un modelo que basa su crecimiento y reproducción en una explotación sistemática e incontrolada de los recursos naturales.

Esto implica educar desde un punto de vista crítico con los actuales modelos de producción y consumo, pero también educar desde un enfoque tendente a rescatar y conservar la diversidad de modelos de desarrollo todavía no liquidados (pueblos indígenas) y de que este análisis crítico se incorpore e interrelacione al mismo nivel que los anteriores (perspectiva de género, sur, paz…) para establecer los parámetros de futuros desarrollos deseables.

Fases

Por lo tanto, en el proceso educativo de la ETS podemos identificar distintas fases que van desde la transmisión de información, generación de valores y actitudes hasta el compromiso por la transformación social.

  • En primer lugar la ETS sensibiliza. Para ello resulta clave difundir información relativa a la situación de pobreza y falta de desarrollo, y sobre los vínculos que se establecen entre esta situación y la abundancia de recursos en otras partes del planeta.
  • En segundo lugar forma (no basta sólo con informar). La ETS implica encaminar a los individuos en un proceso de reflexión analítica y crítica de la información que se ha recibido. Ha de ser un esfuerzo consciente, sistemático y deliberado que lleva a una toma de conciencia.
  • En tercer lugar concientiza. Este proceso conlleva que las personas de forma gradual asuman su propia situación, sus límites y sus posibilidades, así como las de los otros. Permite evaluar estas situaciones con criterios de justicia y solidaridad, y permite desarrollar una voluntad de cambiar estas situaciones combatiendo las injusticias.
  • Esta metodología holística de aprendizaje genera en cuarto lugar el compromiso individual por la transformación social, a través de la participación y la movilización.
Bola del mundo